Respuestas al Cuestionario sobre Protesta Juvenil

Respuestas al Cuestionario sobre Protesta Juvenil del Grup de Recerca en Joventut, Societat i Comunicació (JOVIScom).

Durant el seminari es va parlar de la gran capacitat de mobilització que ha demostrat la joventut en moments puntuals, però també en la seva menor implicació en el treball diari d’organitzacions polítiques. Com s’explica que hi hagi grans mobilitzacions, si els agents polítics més estables són tan febles? Fins a quin punt això és un fenomen nou o més accentuat que en el passat? Quines diries que en són les causes principals?

Yo creo que si algo caracteriza este tiempo en el que vivimos es, precisamente, el de la disolución de las grandes estructuras clásicas que han dado sentido -y estructurado- el comportamiento de las sociedades capitalistas de las últimas décadas. Podemos discutir los motivos, pero yo soy de los que piensan que es precisamente el giro neoliberal del capitalismo el principal factor para explicar algo así. Este es un fenómeno que explicó Marx en su momento para analizar la emergencia del capital; para que éste se produzca fue necesario, previamente, acabar con otras formas de relacionarse, de producir, etc. El nacimiento del capitalismo se construyó sobre las bases de un momento anterior. Algo así pasa con las nuevas formas políticas: el triunfo de los últimos 40 años de neoliberalismo se deben, en gran medida, a la eliminación de los mediadores clásicos como actores políticos, sociales y económicos: los sindicatos, los partidos políticos, etc. Pero esto no significa que la conflictividad haya desaparecido, todo lo contrario, pero los modos de expresión son distintos. Colectivos más efímeros, más espontáneos, con menos ímpetu por alcanzar el “poder”, sea eso lo que sea, sino más bien centrados es esferas no institucionales. Un ejemplo de esto sería que la conflictividad urbana ya no tiene como escenario la puerta de las grandes instituciones (Generalitat, Estado. etc.) a la que reclamar cambios, sino otros lugares más simbólicos que están relacionados, más bien, con elementos representativos del mundo actual, las sedes de los bancos, de los hoteles, etc. Los movimientos sociales saben dónde está realmente ostentado el poder, y este no es en los diferentes niveles de la administración de lo público.

També es va parlar de l’aparició -sobretot en les protestes post-sentència- de formes de participació més disruptiva o violenta. La literatura coincideix a identificar un allunyament de la joventut respecte les formes de participació més institucionalitzades, creus però, que això va acompanyat també d’una tendència cap a integrar/legitimar repertoris de protesta més disruptius?

La excepción a lo que he comentado antes sería, precisamente, la sentencia del procés. Aquí, serían las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado aquellas instituciones contra los que se dirigió esta conflictividad, en este caso, representada por la Jefatura de Policía de Via Laietana, pero no otros lugares como la Delegación del Gobierno, etc. Si desaparecen los modos tradicionales de vehicular la conflictividad social y política, es normal que ésta se manifieste de manera altamente expresiva, mediante violencia de todo tipo, física, simbólica, etc. Todo está relacionado.

Un altra aspecte molt present en el debat va ser el creixent distanciament de la joventut amb les institucions polítiques i com la protesta permet vehicular la participació a part de la política institucional. Segons el teu punt de vista, perquè es produeix aquest distanciament? Fins a quin punt diries que aquest descontent amb les institucions comporta també un qüestionament més profund de la democràcia liberal com a sistema?

Creo que he respondido a esto en la primera pregunta. Sí, hay un vaciamiento de la democracia y sus formas tradicionales de institucionalización con el neoliberalismo. El Estado y sus diferentes instrumentos están deslegitimados en la misma medida que el propio capitalismo, ya que se han mostrado como elementos útiles a él, no a los intereses de la mayoría. Es por esto que surgen nuevas propuestas y alternativas, que se vieron más profundamente también durante el 15M, en torno a asociaciones y redes de ayuda mutua a nivel de barrio, etc.

En el seminari, els i les activistes també van posar de manifest la contradicció que hi ha entre aquest distanciament institucional i el fet que gran part de les demandes dels moviments socials necessiten que les institucions prenguin determinades decisions. Fins a quin punt creus que aquestes mobilitzacions són efectives per transformar la realitat que critiquen? Quin paper juguen les polítiques públiques?

Yo creo que los poderes públicos se mueven por la presión social. Es decir, si de algo sirven son, precisamente, para mover la actitud y la dirección de las políticas. Otra cosa es si es ahí donde, verdaderamente, reside “el poder”, o es en otros agentes, como bancos, empresas multinacionales, etc. Esto por un lado, por otro, lo que sí manifiesta este tipo de movilización es una tendencia a un cierto “cambio cultural”, es decir, a resignificar valores, actitudes, etc, que hasta este momento tenían una consideración distinta.

Esta entrada fue publicada en Antropología Simbólica, Antropología social y cultural, Antropología Urbana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s