Cuatro párrafos y el Mercado de la Miseria

Fuente: Propia

Fuente: Propia

Dicen en El País que el improvisado mercadillo popular que ha venido instalándose en las inmediaciones de la Plaza de las Glòries es un auténtico Mercado de la Miseria. No solo eso sino que, en solo cuatro párrafos, insiste en señalar la ilegalidad del mismo, la posibilidad (casi cierta, según el periodista) del oscuro origen de los productos en venta y, finalmente, el contraste que supone entre los dos polos principales del emplazamiento: por un lado, el moderno y vanguardista que supone el nuevo Mercat dels Encants y el Museu del Disseny y, por otro, el enquistado y sospechoso situado justo frente al poblado de chabolas del inicio de la calle Dos de Maig.

Es imposible decir tanto en tan pocas líneas. Tanto, o tan poco, porque lo que no refiere el texto es, precisamente, el origen, las causas y el simbolismo que representa tal fenómeno. Una ciudad como Barcelona, auténtico laboratorio de políticas neoliberales durante décadas, tiene en el suelo uno de sus principales baluartes. Enclaustrada entre Collserola, el mar y los ríos Llobregat y Besòs, a diferencia de otras grandes urbes, como Madrid, no le queda margen para expandir su espacio urbano, perdón, urbanístico. Solo le queda, como decía el antropólogo Jaume Franquesa, “vaciar y llenar”, y a eso se ha dedicado -y, en parte, se dedica- bajo la excusa del urbanismo y la arquitectura. En una ciudad así cada centímetro es valioso, supone una posibilidad de plusvalías, de financiarización -como lo que ha ocurrido en el cercano 22@-, pero también de contestación. La violencia del MERCADO -en mayúsculas- y el poder sobre el espacio que lo hace posible, como nos recordara Foucault, solo puede generar resistencia.

Ya antes de que eliminaran el famoso tambor de Glòries e instaran a los actuales paradistas de los Encants en esa especie de juego de espejos que llaman Mercado, Glòries era objeto de rebeldía en cuestiones espaciales. En sus inmediaciones se llevaban a cabo furtivos escarceos sexuales, en el antiguo bosquecillo de los Encantes, y hasta partidos de futbol improvisados donde verdaderas selecciones internacionales formadas por inmigrantes pasaban el tiempo dándole patadas a un balón. Frente a la Barcelona del valor de cambio, de los intentos de transformación de sobrevaloradas Torres Agbar en majestuosos y exclusivos hoteles, la del valor de uso del simple estar juntos. Como no podía ser de otra manera, la generación de espacios de exclusión -no se puede denominar de otra manera a una ciudad que, día tras día, ve sometida su entono social y humano al vaivén del mercado- conlleva la aparición constante y empecinada de espacios de resistencia.

Visto así, el Mercado de la Miseria que, tan ingeniosamente, nos señalara El País, se nos aparecería como un espacio de esperanza – gracias David Harvey-, donde el valor de uso, de la mera supervivencia y de la cotidianeidad popular que una ciudad cada vez más elitista está expulsando fuera de sus fronteras, reina en los escasos intersticios que le restan. Las palabras son poderosos elementos de lucha y en cuatro párrafos caben muchas armas. Sirvan estos para contestar los primeros.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Urbana y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Cuatro párrafos y el Mercado de la Miseria

  1. Aundrea dijo:

    Óbice nem branco que vassuncê quer originar a asserção absoluta que levante site recusa entretanto de novo
    qualquer. Creio que uma figura tolere ser ensinada
    desfiladeiro a prosseguimento, misericórdia gato-pingado, no
    máximo instaurar a capacitar de acordo com net no entanto aos alguns, estender-se construindo
    seu apropriado casa comercial na internet melhorando sua lance
    financeira e desde sua irmandade. http://vendeloquequieras.es/author/grantboatma/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s