Viva la clase media

Fuente: Propia

Fuente: Propia

Una versión de este texto fue publicado en el blog del Grup de Treball Perifèries Urbanes del Institut Català d’Antropologia (ICA) el día 05/10/2015

Viva la clase media

Este es el título de una de las películas con las que el cineasta José María González Sinde -padre de Ángeles González Sinde, Ministra que posteriormente daría nombre a la famosa Ley Sinde- nos obsequió a comienzos de la década de los 80. En ella se relatan las aventuras, contradicciones y vicisitudes de un grupo de personas provenientes de dicha clase social afiliadas al Partido Comunista de España (PCE) a finales de los 60s.

El nombre de la película me vino inmediatamente a la cabeza cuando pensaba en las profundas transformaciones que han ocurrido en el barrio del Poblenou, en Barcelona, tras la retahíla de transformaciones urbanísticas que se han producido desde las Olimpiadas hasta la actualidad. Lo que una vez fue un barrio poblado de fábricas –de gent de fràbrica-, con una población más o menos homogénea socialmente y un imaginario colectivo que fijaba sus fronteras mentales entre Marina, la Gran Via, el Besòs y la playa, hoy son seis de las unidades, con claras diferencias socioespaciales, que conforman el Districte de Sant Martí. La Vila Olímpica y Diagonal Mar i el Front Marítim, por ejemplo, cuentan con una renta media familiar de 151,6 y 150,1 respectivamente (considerando una media de 100 para toda Barcelona en 2013), mientras que el Besòs i el Maresme mantiene una de 53, lo que supone tres veces menos que la anterior en tan solo un par de kilómetros. Pero eso no es todo, pues esta situación se agrava con el paso del tiempo.

Las intervenciones realizadas no sólo han acentuado estas diferencias, sino que acompañadas de toda una serie de políticas de carácter neoliberal que han apostado por el barrio como destino turístico y sede de empresas de las nuevas tecnologías, han modificado profundamente las formas de relación y consumo tradicionales e iniciado un, cada vez más manifiesto, proceso de expulsión de las clases populares de algunas de estas áreas. Aquí y allí es posible ver bares, restaurantes, terrazas y tiendas de productos destinados a los turistas, pero también a aquellos vecinos y vecinas que los pueden pagar y a las nuevas familias de jóvenes profesionales que se han asentado en el entorno. El éxito, no exento de resistencias, de una nueva forma de usar el espacio urbano, así como de consumir y relacionarse, es incuestionable. Un auténtico triunfo de las clases medias.

  • Artículo – “El triunfo de las clases medias. Dialéctica entre cambio social y urbanismo en el Poblenou, Barcelona”, por José Mansilla, OACU.
  • Artículo – “¿Del Manchester catalán al Soho barcelonés? La renovación del barrio del Poblenou en Barcelona y la cuestión de la vivienda”, por Isaac Marrero Guillamón, Universidad de Barcelona.
  • Vídeo – “Mutacions”, por Roger Granel, Produccions la Llacuna.
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Urbana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s