Superman y Batman desde la antropología urbana (1/2)

Antes de comenzar, reconozco el carácter completamente freak de la presente entrada del blog. Unir el mundo de los superhéroes del cómic con la antropología urbana es, cuando menos, infrecuente. Sin embargo, cosas más raras – como fugaces amores y frágiles parejas – trae el verano. Y es que durante mis vacaciones he aprovechado para leer antiguos tebeos y revisitar algunas de las películas que, durante los últimos años, están consiguiendo suculentos ingresos a través de algunas versiones -no muchas- realmente dignas de los viejos personajes de Marvel y DC. En una de éstas se me ocurrió vincular ambas cuestiones, aunque estoy seguro que no he sido el primero en hacerlo.

Comenzaré con una provocación: Superman y Batman, así como otros muchos héroes, cuentan con un marcado carácter fascistoide. Y me explico: no responden ante nadie, salvo ante ellos mismos; no cuentan con el respaldo democrático de ninguna fuerza social o política y, aunque pueden contar con el favor ciudadano, éste frecuentemente es perceptible solo a través de auténticos baños de masas; los valores y sistemas morales que dicen defender son propios e intransferibles, no han sido consensuados con nadie y son la consecuencia directa de su propio pasado personal, a veces traumático, y, para finalizar, está la cuestión de los uniformes, siempre vistosos, que los identifican. Todo junto nos permite establecer una identificación, más o menos clara, con cierta forma de fascismo.

Ni que decir tiene que no todos los superhéroes cumplen  con este perfil. Es más, los hay que han trabajado para organismos internacionales y/o gobiernos. El mismo S.H.I.E.L.D. aparece a veces vinculado con la ONU, e incluso personajes de algunas series limitadas minoritarias, como StormWatch, mantienen una relación con determinadas agencias intergubernanentales.

Lo que sí es cierto es que, si lo enfocamos desde un punto de vista socioeconómico, sus actividades supondrían una nueva vuelta de tuerca a la privatización de los servicios públicos a los que nos tiene acostumbrado el neoliberalismo. Además, nos alejan de uno de los factores que Weber señalara como identificativos del Estado moderno: el ejercicio del monopolio de la violencia. El ejemplo más claro de ello lo tenemos en otro de los personajes del universo Marvel, Iron Man. Éste, en una escena de Iron Man 2 (2010), llega a decir “I’ve successfully privatized world peace“, despertando, inmediatamente, el fervor de la bancada.

Por otro lado, los superhéroes son, como todos los referentes sociales y culturales, hijos e hijas de su tiempo. No son representaciones estáticas. Solo hay que echar un vistazo a su pasado y posterior evolución para entender, no solo su propia existencia, sino cómo y por qué se mueven y actúan. El Capitán América, por ejemplo, tiene la bandera de EEUU plantada en su uniforme y su fantástico nacimiento obedece a la necesidad de encontrar un arma con la que luchar contra las Potencias del Eje durante la Segunda Guerra Mundial. Por otro lado, en el entorno de DC tenemos a Green Lantern y Green Arrow, cuyos dibujantes y guionistas, Neal Adams y Danny O’Neal, reflejaron, en los 70s, el espíritu de la época, la resaca del movimiento hippy, las preocupaciones sociales y el nacimiento y consolidación de los derechos civiles.

Superman y Batman nacieron de las plumas de Sieger y Shuster, el primero, y Bob Kane (o Bill Finger, dependiendo de las fuentes), el segundo, en el convulso periodo de entreguerras, cuando Hitler comenzaba a dar sus primeros pasos y Estados Unidos buscaba la manera de salir de la Gran Depresión. Aunque ambos desarrollan su actividad principalmente en la ciudad -Metrópolis y Gotham-, su relación con ellas es completamente distinta.

Superman es de Kansas. Todo el mundo conoce su historia: la llegada desde Kripton, su adopción por parte del matrimonio Kent y su desarrollo y crecimiento en Smallville. Clark Kent, su nombre humano, encarna los valores de la América rural, la democracia jeffersoniana de pequeños agricultores y relativa igualdad lejos del incipiente mundo industrializado que comenzaba a aparecer en Europa y sus consecuencias: las clases sociales y el capitalismo. Es un hombre recto y sano con un claro sentido del bien y del mal, criado en un ambiente donde todo está en su lugar y no existen espacios para posicionamientos intermedios. Durante su vida en Metrópolis se limita a aplicar estos principios sobre el caos que significa la vida urbana, una vida desde donde surgen, como fogón de brujas, “las potencias creadoras, (…) las violencias, de ese cambio generalizado en el que no se ve qué es lo que cambia, excepto cuando se ve excesivamente bien: dinero, pasiones enormes y vulgares, sutilidad desesperada (…)”. No es casualidad que, en cada pelea, Superman y su contrincante derriben media ciudad. Ha de ser así, pues ésta es parte fundamental del enemigo contra el que el héroe lucha. En el universo de Superman no existen -casi- villanos rurales, todos se originan en ese gran magma, en ese espacio de intensificación de vidas nerviosas, esas incubadoras sociales que son las ciudades. La identificación del mal con la ciudad es casi directo.

Es más, si nos remitiéramos a una supuesta vida en Kripton, los propios cómics (ver, por ejemplo, The World of Kripton, 1987) nos muestran como la vida urbana, en ese planeta, ha desaparecido por completo. El imaginario sobre Kripton nos muestra un mundo pacificado e inerte donde todas las relaciones sociales se producen en el interior privado de construcciones y edificios donde viven unidades familiares, sin espacios intermedios de interrelación. La metáfora es evidente, un mundo más civilizado es un mundo sin vida urbana donde los preceptos de la América real (aunque también los de esa imagen de ciudad estéril a la que los arquitectos actuales nos tienen acostumbrados) han triunfado.

Próxima entrada Batman!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Urbana y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a Superman y Batman desde la antropología urbana (1/2)

  1. Miguel dijo:

    Buenas! Me ha gustado mucho la entrada y estoy de acuerdo con lo que dices. No obtante, y siguiendo con el juego friki que planteas, no sé pq no has tenido en cuenta que Batman colaboraba con la policía. Pues famosos son el teléfono rojo y el cañón de luz que proyectaba el murciélago en las nubes cuando la policía necesitaba la ayuda desesperada de Batman.

    Un saludo

    • El Antropólogo Perplejo dijo:

      ey Miguel, la próxima entrada es sobre Batman en exclusiva. Ahí ya hablo sobre esos temas. Gracias por seguir mi blog. Salut.

      • eduo (@eduo) dijo:

        Ya puestos, valdría corregir el error de poner a Bob Kane como su creador, cuando de Bob Kane tenemos el nombre y poco más. El batman que conocemos, su historia y forma de ser, su “lore” y motivaciones y la línea de sus enemigos, es lo que hizo Bill Finger con la idea de “Birdman” de Kane

        No que importe a la idea general de análisis antrológico pero duele verlo así.

        http://www.cracked.com/personal-experiences-1700-5-ways-batmans-true-creator-got-screwed-out-his-legacy.html

        La otra es poner a Authority y Stormwatch como entidades gubernamentales. Authority es lo que sucede cuando Stormwatch se desbanda y se junta un nuevo equipo por libre, que no responde a nadie (Stormwatch respondía a la ONU). Authority es, famosamente, antigubernamental.

      • El Antropólogo Perplejo dijo:

        Arreglado. La frase sobre The Autority creo que no estaba bien expresada, no quería decir que tuviera una relación directa, sino “sus más y sus menos”, cosa que sí es más cierta. Qué me dices the Planetary?

  2. Pingback: Superman y Batman desde la antropología urbana (2/2) | El Antropólogo Perplejo

  3. Pingback: Around the Web Digest: Week of August 23 | Savage Minds

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s