Una visión de la cooperación al desarrollo desde lo local

Artículo publicado en la Revista Observa, nº8, del Observatorio de Cooperación Local UE-AL, en 2010.

Una visión de la cooperación al desarrollo desde lo local

La Confederación de Fondos de Cooperación y Solidaridad nació el 19 de septiembre de 1995 fruto de la amplia coincidencia de planteamientos existente entre los diferentes Fondos de Cooperación del Estado español, y a pesar de su diversidad de orígenes, para reunir los Fondos legalmente constituidos y asumir su representación conjunta, respetando en todo momento la independencia e identidad propia de cada miembro. Se constituye así un marco de coordinación y de representación conjunta de los distintos Fondos de Cooperación y Solidaridad existentes en todas las temáticas que, por su importancia, afectan a sus intereses comunes.

Esta visión de la cooperación desde lo local queda de manifiesto en los objetivos que sustentan su existencia, estos son, a) contribuir a impulsar la Cooperación Descentralizada (CD) dentro y fuera de los ámbitos territoriales de sus miembros, así como favorecer su vertebración en redes, b) ser interlocutor común y estable ante las instituciones estatales, europeas y mundiales con planteamientos coincidentes, c) consolidar instrumentos de trabajo y gestión coordinados para conseguir un aprendizaje mutuo y el establecimiento de criterios comunes de análisis, evaluación, control y seguimiento de los proyectos, y d) promover proyectos de sensibilización compartidos.

En la actualidad componen la Confederación 9 Fondos de todo el Estado. Sus miembros fundadores son: el Fons Català de Cooperació al Desenvolupament, Euskal Fondoa, el Fons Valencià per la Solidaritat, el Fons Mallorquí de Solidaritat i Cooperació, y el Fons Menorquí de Cooperació. Y posteriormente se incorporaron el Fondo Galego de Cooperación, el Fondo Pitiús de Cooperació, el Fondo Andaluz de Municipios para la Solidaridad Internacional y el Fondo Extremeño Local de Cooperación al Desarrollo.

Este espacio de coordinación en red permite propiciar un diálogo e intercambio donde compartir la práctica de las acciones de cada uno de los Fondos, de manera que aquellos Fondos más recientes puedan aprovechar la experiencia en gestión, metodologías y criterios de los que llevan más años en funcionamiento. Asimismo, estas prácticas pueden ser compartidas también entre los Fondos con más experiencia para que, en la medida en que sean compatibles, se puedan incorporar como características definitorias del modelo de gestión de los Fondos.

De esta manera la Confederación de Fondos de Cooperación y Solidaridad, durante el pasado año 2009 y como suma de sus miembros, llevó a cabo un total de 471 proyectos en más de 46 países diferentes. Con casi 18 millones de euros en presupuesto total, y 1.035 socios locales agrupados, desarrolló proyectos en amplios territorios de Sudamérica, Centroamérica y Caribe, África y Asía.

Cuadro 1. Datos Generales. Fuente: Confederación de Fondos

a_cuadro

Como se puede observar en el Cuadro 1, y referente al número de socios, el Fons Català de Cooperació al Desenvolupament es la organización que cuenta con mayor número, alcanzando el 34% del total de los mismos, seguida en importancia por el Fondo Extremeño. Los Fondos insulares, debido a sus especiales características territoriales, aparecen en último lugar. De esta manera se muestra la magnitud de la representatividad que puede llegar a alcanzar los Fondos de Cooperación y de las actividades que los Ayuntamientos y Diputaciones desarrollan desde el ámbito de “lo local” en la Cooperación Descentralizada.

En cuanto a los recursos gestionados, el presupuesto total con el que han contado durante el año 2009, incluyendo gastos de gestión y cuantías destinadas a proyectos de cooperación, sensibilización o emergencias, muestra claramente como sigue siendo Cataluña la Comunidad Autónoma que más apuesta por este tipo de intervenciones. Así, el Fons Català sigue apareciendo en primer lugar con un total del 30% de los casi 18 millones de euros gestionados. Le sigue en importancia el Fondo Andaluz (FAMSI) con un 19%.
Por proyectos, vemos como con un 29% del total, 142 proyectos, el FAMSI encabeza el número de intervenciones y posteriormente el Fons Català, seguido del Fons Mallorquí y Menorquí. Estos datos hay que observarlos siempre con cierta cautela pues hay Fondos que optan por la concentración presupuestaria y territorial de sus intervenciones, o no llevan a cabo más que proyectos de intervención directa sin la participación o financiación de ONGDs.
Por número de países, encontramos nuevamente al fondo catalán con un total de 36 países de intervención, seguido por el FAMSI con 22 y el Fons Mallorquí con 18, y en último lugar Euskal Fondoa que sólo actúa en 5, guiado por una filosofía de concentración de actividades e intervenciones de medio y largo plazo.
Finalmente, en cuanto a concentración territorial, podemos observar como África y América (donde se incluyen Suramérica, Centroamérica y Caribe) son los principales destinatarios de los proyectos. Por el continente americano destacan las intervenciones en El Salvador, Guatemala, Nicaragua y Cuba. En África éstas se centran en el Pueblo Saharaui y Marruecos y, finalmente, en Asia, sobre todo en India y Palestina. Resaltar Rumania, con proyectos ligados a la inmigración, en Europa.
La temática de los proyectos desarrollados se centra, principalmente, en el intercambio de experiencias, pasantías de técnicos y alcaldes, asistencias técnicas, fortalecimiento institucional, asociacionismo municipal, descentralización, desarrollo económico local, gestión de residuos sólidos urbanos, ordenamiento territorial y actuaciones de género. Actuaciones que complementan las llevadas a cabo por otras organizaciones dedicadas a la cooperación al desarrollo (ONGDs, agencias, etc.) y que aportan singularidad al nivel de intervención local en el Estado.
Con todo lo anterior queda de manifiesto el importante papel que los Fondos de Cooperación juegan en la CD, no sólo por el volumen de sus intervenciones o por la gran representatividad pública que conllevan, sino también por la metodología, las intervenciones de ámbito local, los sectores que se alcanzan y las líneas de trabajo que se desarrollan.
Estamos pues ante un instrumento único y de futuro con un amplio camino por recorrer y un rico pasado de experiencias.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología del Desarrollo, Cooperación y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Una visión de la cooperación al desarrollo desde lo local

  1. Pingback: Una visión de la cooperación al desarrollo desde lo local

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s