Salario Mínimo Interprofesional versus IPREM

Fuente: abc.es

Fuente: abc.es

Artículo publicado en la Revista Economía Crítica en marzo de 2007.

Salario Mínimo Interprofesional vs. IPREM

Un incremento significativo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) conlleva que una gran cantidad de trabajadores tendrán un mayor poder adquisitivo y un salario más real en relación con el nivel de precios. Sin embargo, desvincular el incremento del SMI de las prestaciones que mantiene el Estado con carácter genérico para toda la ciudadanía conlleva dejar fuera de las mismas a gran cantidad de la población.

1.- CONCEPTOS Y DEFINICIONES

1.1.- Salario Mínimo

Cabe citar ante todo que el mercado de trabajo en España es un mercado intervenido, regulado, sujeto a la intervención del Estado. Aunque muchos autores, entre ellos todos los economistas de la corriente monetarista, la Escuela de Chicago, en definitiva, los llamados “neoliberales”, no lo aprueben, la realidad es que el mercado de trabajo no es un mercado libre al uso, sino que la existencia de diversos actores (los sindicatos, la patronal y el Estado como garante[1]) en el marco de una economía mixta, social, debaten y aprueban mucha de la normativa que lo regula.

Generalmente se define salario mínimo como “aquella retribución mínima a la que tienen derecho todos los trabajadores por la prestación de sus servicios. La cuantía del salario viene determinada en principio, por lo que pacten el empresario y el trabajador, en defecto de este acuerdo, por lo establecido en el Convenio Colectivo aplicable al sector y, sólo en ausencia de las anteriores, por el Gobierno a través del llamado Salario Mínimo Interprofesional (SMI)”, donde ya se apuntan claramente las características interventoras del Estado en su concepción. En España, el Estatuto de los Trabajadores cita, para el SMI, en su artículo 27, lo siguiente:

El Gobierno fijará, previa consulta con las organizaciones sindicales y asociaciones empresariales más representativas, anualmente, el salario mínimo interprofesional, teniendo en cuenta:

 a) El índice de precios al consumo.

b) La productividad media nacional alcanzada.

c) El incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.

d) La coyuntura económica general.

Igualmente se fijará una revisión semestral para el caso de que no se cumplan las previsiones sobre el índice de precios citado.

La revisión del salario mínimo interprofesional no afectará a la estructura ni a la cuantía de los salarios profesionales cuando éstos, en su conjunto y cómputo anual, fueran superiores a aquél.

El salario mínimo interprofesional, en su cuantía, es inembargable.”

Queda claro, pues, la discrecionalidad de la que puede gozar el Gobierno de turno, a través de los instrumentos que ofrecen las leyes y el Estado, a la hora de fijar el SMI.

El Partido Socialista Obrero Español (PSOE), a la hora de su entrada en el Gobierno, en el año 2004, se fija, entre otros objetivos, elevar dicho Salario hasta fijarlo en 600 euros/año al final de la legislatura. Recordemos que el SMI español es de los más bajos de Europa, solo por debajo de Portugal y Grecia[2], en la Europa de euro.

En el siguiente Cuadro nº1 se puede observar la evolución del SMI en España durante los últimos 5 años.

Cuadro nº1. Salario Mínimo España (2002-2006)

a_Tabla_SMI

Tal y como muestra el Cuadro anterior, existe claramente una voluntad de elevar el SMI, y así lo muestran los incrementos producidos durante los años 2004 a 2007, este último año una elevación del 5,5%.

Todo esto responde a la medidas que venían recogidas en el programa electoral socialista de cara a las elecciones. Sin embargo, lo que no decía dicho programa era que la subida del SMI conllevaría una desvinculación del mismo, un desacoplamiento, de gran cantidad de las ayudas sociales vinculadas hasta ahora mismo al SMI. Esas quedarían referenciadas a un nuevo concepto, el Indicador Múltiple de Rentas de Efectos Múltiples, o IPREM[3].

1.2.- El Indicador Múltiple de Rentas de Efectos Múltiples (IPREM)

El IPREM entró en vigor el 1 de julio de 2004. Este indicador se utiliza a partir de esta fecha como referencia del nivel de renta que sirve para determinar la cuantía de determinadas prestaciones o para acceder a determinados beneficios o servicios públicos. De esta forma, y según el RDL 3/2204 de 25 de junio, se entenderán referidos al IPREM, las siguientes prestaciones:

“a) Las cuantías máxima y mínima de la prestación por desempleo del nivel contributivo, según lo establecido en el artículo 211.3 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en la redacción dada por la disposición final primera de este real decreto ley.

b) La cuantía del subsidio por desempleo, según lo establecido en el artículo 217.1 y 2 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social, en la redacción dada por la disposición final primera de este real decreto ley.

c) La cuantía de la renta activa de inserción, establecida en la disposición final quinta.4 del texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social y en sus normas de desarrollo, será igual al 80 por ciento del IPREM mensual vigente en cada momento.

d) La cuantía del subsidio por desempleo establecido en el Real Decreto 5/1997, de 10 de enero, por el que se regula el subsidio por desempleo en favor de los trabajadores eventuales incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social, será igual al 80 por ciento del IPREM mensual vigente en cada momento.

e) La cuantía de la renta agraria establecida en el Real Decreto 426/2003, de 11 de abril, por el que se regula la renta agraria para los trabajadores eventuales incluidos en el Régimen Especial Agrario de la Seguridad Social residentes en las Comunidades Autónomas de Andalucía y Extremadura, será igual al porcentaje siguiente del IPREM mensual vigente en cada momento (…)

Para el año 2007 su cuantía está determinada en 499,20 euros. Esto es una diferencia de 70,8 euros con respecto al SMI.

2.- CONCLUSIONES

Efectivamente, el SMI se ha incrementado notablemente desde que el Gobierno socialista accedió al poder, tal y como prometió pero, al desvincular la percepción de ciertas ayudas del SMI y vincularlo a un indicador nuevo, el IPREM, de menor cuantía, para poder acceder a dichas prestaciones debes de tener unos ingresos menores que el salario mínimo. Es decir, por un lado te suben en un solo año 30 euros el SMI, pero por otro te bajan la cuantía de referencia para poder ser receptor de ayudas, lo que significa que con esos euros tienes que soportar todos aquellos gastos en los que el Estado antes te ofrecía cierto nivel de protección. Con esto, los perceptores de ayudas tienen que pertenecer a colectivos con ingresos inferiores al SMI, lo que conlleva un nivel de pobreza elevado.

Esto equivale a obviar muchas de las políticas del Estado del Bienestar que en España se han estado aplicando durante los últimos 25 años. El hecho de abandonar referencias comunes para todos los ciudadanos y sustituirlas por prestaciones destinadas a colectivos muy específicos, no supone más que ahondar en el camino de un estado liberal, más que social, mediante unas políticas destinadas a un sector de la población que cada vez se encuentra más empobrecido. Las diferencias de rentas se elevan, los niveles de ingresos de las diferentes clases sociales aumentan, y esto no conlleva más que un incremento de los niveles de pobreza, que, sin duda, mediante estas políticas no van a conseguir ser reparadas.

WEBS DE INTERES SOBRE EL TEMA

Estadística INE

http://www.mtas.es/estadisticas/presenta/enlaces/INE/ine.htm

Estatuto de los Trabajadores

http://www.ugt.es/DatoBasico/estatutomarzo2007.pdf

Normativa

http://www.boe.es/boe/dias/2004/06/26/pdfs/A23466-23472.pdf

[1] Para regular este mercado, en España existe, entre otros, el Estatuto de los Trabajadores (RDL 1/1995 de 24 de marzo), actualizado a 22 de marzo de 2007.

[2] Si se convierte el salario mínimo en una unidad de medida comparativa, Paridad de Poder de Compra o PPS, que libere del efecto del nivel de precios, la posición en el ranking de los diferentes países no varía, pero sí se ven reducidas sus diferencias. Así por ejemplo entre los países de la Unión Europea, el salario mínimo en euros oscila desde los 116 euros de Letonia y los 1.467 de Luxemburgo, lo que representa un factor de 1 a 13; mientras que si se analiza en PPS, la oscilación se registra entre los 283 y 1.293, lo que representa un factor de 1 a 5.

[3] Establecido por el Real Decreto-Ley 3/2004 de 25 de junio (BOE 26 de junio de 2004, número 154)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Salario Mínimo Interprofesional versus IPREM

  1. Pingback: Salario Mínimo Interprofesional versus IPREM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s