¿Por qué se van las empresas del 22@ y otros sitios similares?

enjoy_capiEl nivel de competencia internacional en el que están inmersas las ciudades para atraer empresas y capital, fenómeno que comenzó a mostrar su importancia a partir de mitad de los 70s, es un juego de suma cero. En Barcelona, por ejemplo, las grandes inversiones públicas que se hicieron para acomodar (léase transformar) una parte del barrio de Poblenou y el distrito Sant Martí, no han impedido que las empresas que, en un principio se instalaron en esta área, en la actualidad continúen con ajustes de plantilla, cierres y traslado de sus actividades a otros emplazamientos más “aptos”. Unos ganan y otros pierden.

David Harvey, hace ya más de 20 años, señaló cómo las autoridades municipales, al acoplar las infraestructuras y los servicios de la ciudad a esta competencia global por la atracción de inversiones, estaban “internalizando” costes propios de las empresas a la vez que, en un contexto de recursos limitados, dejaban sin atender otras necesidades de la población urbana tales como la mejora de las escuelas, los servicios públicos, etc.

Pero no solo eso, Harvey señaló cómo el hecho de facilitar la llegada del capital mediante grandes inversiones públicas podría tener el efecto perverso de allanar el camino de salida de las mismas. Y esto debido, entre otras cuestiones, al hecho de que no habían tenido que asumir muchos de los costes necesarios para su instalación, los cuales además, se hallarían a su disposición en otras localidades. Tal y como señala el geógrafo y antropólogo (…) the shift in urban politics and the turn to entrepreneurialism has had an important facilitative role in a transition from locationally rather rigid Fordist production systems backed by Keynesian state welfarism to a much more geographically open and market based form of flexible accumulation” (Harvey, 1989).

El capital busca siempre el mejor acomodo a su reproducción y los poderes públicos de nuestras ciudades se lo facilitan en gran manera siempre a la espera de futuros beneficios (empleos, recaudación impositiva, etc.). Sin embargo, éstos no siempre llegan, pues habrá otra ciudad que ofrezca mejores oportunidades para el proceso de acumulación. Y no solo eso, sino que, cuando los supuestos beneficios se producen, pueden incidir en la polarización social, con pocos ejecutivos y personal altamente cualificado con grandes sueldos y bonus, y muchas personas en pequeños y mal pagados empleos en el sector servicios. Como señalaban Kotkin y Siegel en un artículo llamado “Too much froth“, al final tendremos ciudades que serán “una mezcla entre Carmel (California) y Calcuta (India)“.

En fin, a ver que nos depara esto.

Referencias bibliográficas

Kotkin, J. y Siegel, F. (2004) Too much froth, The latte quotient is a bad strategy for building middle-class cities, DLC, Blueprint Magazine, January 8. (aquí)

Harvey, D. (1989) From Managerialism to Entrepreneurialism: The Transformation in Urban Governance in Late Capitalism, Geografiska Annaler, Series B, Human Geography, Vol. 71, No. 1, The Roots of Geographical Change: 1973 to the Present, pp. 3-17. (aquí)

La inversión extranjera en oficinas abandona España en el peor año del sector en décadas (Madridcapital.com, 08/11/2012) (aquí)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Urbana y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a ¿Por qué se van las empresas del 22@ y otros sitios similares?

  1. Pingback: ¿Por qué se van las empresas del 22@, en Barcelona, y otros sitios similares?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s