Turismo Social y Gentrificación en Sevilla

13.04.2013_carteles_colectivos_flor_de_maigLos procesos de gentrificación están siendo estudiados desde hace ya más de setenta años. Desde las primeras aproximaciones relevantes al tema en el Lóndres de los años sesenta, pasando por la eterna discusión en torno a los factores que los inducen, esto es producto vs. consumo, pasando por la introducción de diferentes elementos para explicar y aplicar conceptos culturales y sociales a los procesos de gentrificación, o su interacción con fenómenos actuales como el Programa Erasmus (Malet, 2.013), existe una amplia muestra de literatura académica sobre el tema. Surgen así numerosos artículos y comunicaciones, incluso guías y manuales, que recogen la preocupación por este asunto, así como propuestas para luchar contra estos procesos. Y todos coinciden en una cosa: entender la gentrificación como la conversión de zonas de clase obrera marginadas socialmente del centro de las ciudades en zonas de uso residencial para las clases medias (Zukin, 1.987).

Hace unas semanas publiqué aquí un post relacionado con este aspecto. Se trata del dedicado a la luchas vecinales que se producen en Sevilla, concretamente en el contexto del barrio de San Luis y la Casa Vecinal del Pumarejo. El conflicto de este grupo de vecinos con el Ayuntamiento de la ciudad ha tenido gran repercusión y prueba de ello son los correos y comentarios alentadores que reciben desde distintos los confines del planeta. Concretamente desde uno de estos confines, la ciudad australiana de Moreland, en el estado de Victoria, la plataforma que impulsa las actividades del Pumarejo ha recibido hace unos días una carta de apoyo a sus proyectos e iniciativas.

Hasta aquí todo normal si no fuera porque la persona que firma la carta, la cual se define a sí misma como “trabajadora del Ayuntamiento de Moreland y consultora independiente especializada en temas de desarrollo comunitario y participación ciudadana“, cita como elemento destacable que las iniciativas de la Plataforma y la Casa “podrían ser una fuente de buena publicidad y turismo social, contribuyendo así a mejorar la imagen de Sevilla en estos tiempos de dificultades económicas“. Y aquí es donde encontramos la, por llamarla de alguna manera, perversión.

La labor de los vecinos puede derivar en un auténtico “Caballo de Troya” de la gentrificación. No es que yo me lo invente, existen estudios en este sentido desde finales de los ochenta (Caulfield, 1.989). Tal y como nos señala la consultora australiana, las luchas vecinales, la situación de conflicto y la recuperación patrimonial de la Casa del Pumarejo, pueden convertirse en una fuente de atracción desde el turismo social, esto es, actuar como desencadenante de todo un proceso final de desplazamiento de la población actual del barrio a través del turismo. Así, lo que comienzó como una respuesta ciudadana contra las políticas públicas de higiene y rehabilitación social y urbana sobre uno de los barrios más céntricos y señeros de Sevilla, puede llegar a desembocar, inesperada e involuntariamente, en el mismo fin pero con la actitud desinteresada e inadvertida de los vecinos. Una auténtica paradoja.

Cómo frenar estos procesos debe ser objeto de estudio para todas aquellas disciplinas que se consideren comprometidas con el entorno más cercano.

Referencias bibliográficas

Cauldfield, J. (1.989) Gentrification and Desire, Canadian Review of Sociology and Anthropology, 26 (4) (aquí)

Malet, D. (2.013) “Procesos de revalorización patrimonial en el barrio de Alfama: el papel de los estudiantes Erasmus en la tematización de la ciudad” Etnográfica [Online], vol. 17 (1) | 2013 (aquí)

Zukin, S. (1.987) “Gentrification: Culture and Capital in the Urban Core” Annual Review of Sociology, Vol. 13. (1987), pp. 129-147 (aquí)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Urbana y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Turismo Social y Gentrificación en Sevilla

  1. Pingback: Turismo Social y Gentrificación en Sevilla

  2. Joder… Turismo social, una perversión en toda regla.
    Los intereses (no necesariamente negativos) son tantos y tan variados que cualquier movimiento social siempre va a llevar a la cola personas y grupos con intereses paralelos que en poco o nada tendrán que ver con lo que promovió el movimiento social original…
    Complicado de advertir y poner coto, pero no imposible por supuesto.
    Un abrazo!

    • El Antropólogo Perplejo dijo:

      Por eso lo importante es la participación de los afectados/as. Ni más, ni menos! Un bs chaval!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s