Lepra: la lucha contra una enfermedad bíblica

Esta entrada fue escrita originariamente para el Blog “3500 Millones” y la traigo aquí porque en breve publicaré un nuevo post sobre el tema y creo necesario tener la referencia.

Lepra: la lucha contra una enfermedad bíblica

Cada día entran en Bombay (India) 900 nuevas personas buscando una vida mejor. Rahul y Sanjay estaban entre ellas. Provenientes de los entornos rurales del Estado de Maharashtra, acabaron formando parte de la gran masa de mano de obra barata que puebla la ciudad india. Pero la vida de Rahul y Sanjay dio un vuelco cuando les fue diagnosticada lepra. Aunque actualmente el diagnóstico y tratamiento de esta enfermedad es barato y sencillo, en el contexto urbano de Bombay puede llegar a ser motivo de exclusión social así como ocasionar fuertes discapacidades que les hagan aun más difícil la existencia.

Muchos de los países que han padecido el problema de la lepra de forma endémica tienen establecidos e integrados en sus respectivos servicios de salud el control de esta enfermedad. Esto es especialmente importante en aquellos lugares donde existen grandes bolsas de población que soportan altas tasas de pobreza y comunidades que permanecen en situación de marginalidad. Desde el año 1995, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha puesto a disposición de los Estados miembros de forma gratuita el tratamiento TMD, un sistema muy efectivo para la cura de todo tipo de lepras.

La mayoría de los países donde tradicionalmente la lepra ha sido endémica han conseguido reducir a níveles mínimos el impacto de la enfermedad. Durante el año 2007, en la República Democrática del Congo y Mozambique se consiguió esta erradicación nacional. A estos países se unió Timor Oriental a finales de 2010. Sin embargo, bolsas endémicas de la enfermedad permanecen en algunas áreas de estas regiones, así como en Angola, Brasil, la República Centroafricana, India, Madagascar, Nepal y Tanzania.

A pesar de su proceso de desarrollo, la India enfrenta muchos retos y problemas sociales. La pobreza afecta al 37% de sus habitantes, que viven con menos de 1 euro al día. En la ciudad de Bombay, el mayor motor económico del subcontinente y responsable de la mitad de todo su comercio exterior, el 60% de la población sigue viviendo en slums (barrios de chabolas) en condiciones de insalubridad, lo que se traduce en una menor esperanza de vida y una pésima calidad de la misma, ya que la propagación y el desarrollo de enfermedades contagiosas es muy alto.

Una de estas enfermedades es la lepra. La India concentra el 60% de los enfermos de todo el mundo. En el Distrito de Thane, donde está situada Bombay, la prevalencia de lepra es de 1 infectado por cada 10.000 habitantes, justo el límite establecido por la OMS, y en algunas zonas rurales, debido a la falta de servicios sanitarios y sociales, este número llega a ser aún más alto.

Aunque la lepra es hoy en día curable gracias al TMD, sigue siendo un motivo de estigmatización. En la India, los afectados por la lepra suelen ser rechazados por sus familias y la sociedad, y para los más pobres es muy difícil acceder a los tratamientos. Sin embargo, aunque esta enfermedad continúa afectando a miles de personas, la lepra ya no es considerada un problema de salud pública por el Gobierno indio, que ha reducido mucho la asistencia sanitaria pública a los afectados por esta enfermedad curable.

Las comunidades pobres son las más golpeadas. Las personas afectadas por estas infecciones rara vez tienen acceso a un diagnóstico rápido o a los cuidados adecuados. Lo normal suele ser que pasen meses enfermos, perdiendo en las más de las ocasiones el trabajo o la asistencia a las clases, lo que además incide en el propio desarrollo y bienestar de las comunidades.

Nuestro papel pasa por incidir y recordar la existencia de todas estas dolencias, rescatándolas del olvido y situándolas de nuevo en las agendas social y política.

Actualmente Rahul y Sanjay colaboran como voluntarios con Bombay Leprosy Project(BLP), organización sin ánimo de lucro que les ayudó a controlar la lepra y luchar contra los prejuicios sociales, apoyando a nuevos enfermos y enfermas y combatiendo los tradicionales estigmas que acompañan a esta enfermedad olvidada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología del Desarrollo, Sensibilización y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s