Socialismo de tontos

Durante muchos años, los movimientos sindicales y políticos de izquierda izaron la bandera de la educación y la formación como elemento fundamental en la búsqueda de la igualdad y la liberación de la clase obrera. Se suponía que, una vez se contara con una población instruida, la emancipación de los oprimidos y oprimidas vendría por sí sola, al ser conscientes éstos del funcionamiento del sistema y tener al alcance de la mano las herramientas e instrumentos para la toma del poder. Por eso, entre otros muchos factores, cada vez que un movimiento de los llamados revolucionarios, ha tomado el poder, lo primero que ha hecho ha sido emprender grandes campañas de alfabetización y educación popular, en un esfuerzo casi sobrehumano por llevar la cultura a todas partes.

En su último libro, el historiador británico Tony Judt habla del llamado “socialismo de los tontos”, para hacer referencia al ánimo de animadversión hacia los judíos que cundía entre la clase obrera alemana y centroeuropea a principios del siglo XX, culpándolos de la penosa situación en la que vivían como consecuencia del capitalismo de preguerras. Los intelectuales de izquierda de la época afirmaban que, en cuando las masas populares tuvieran pleno acceso a la cultura y educación, verían claramente que el “enemigo” a batir era la burguesía capitalista. Creo que no es necesario recordar que 25 años después, Hitler llegó al poder con el mayor programa de etnocidio contra los judíos conocido hasta ese momento en la historia de la humanidad.

El despliegue del Estado del Bienestar, o del Medioestar en el caso de la Europa meridional, trajo la universalización de la educación primaria, elevados niveles de formación profesional y secundaria, y facilidades de acceso a la universidad para las clases populares que, de otra manera, nunca podrían haber accedido a la misma. En España hemos alcanzado un nivel de alfabetización del 97,9% (aunque hay una ligera discriminación de género todavía, por cuanto los hombres están alfabetizados en un 98,7%, mientras las mujeres en un 97,2%). Sí, es cierto, tenemos la mayor población formada en la historia del país, pero ¿somos más conscientes de lo que nos rodea?, ¿hemos aprendido y aprehendido las herramientas e instrumentos que nos permitan realizarnos como seres humanos en plenitud?, ¿era la educación esa “panacea” que nos decían los intelectuales de principios del siglo XX la cual nos liberaría de la explotación capitalista? Más bien todo apunta a que no.

Europa, y España, vive la crisis económica más fuerte desde los últimos 80 años. La destrucción de empleo ha llegado a niveles casi insoportables, más de 5 millones de personas no tienen un trabajo, y la convivencia y estructura social solo se mantiene gracias a las redes de solidaridad personales y familiares, aquellas que el capitalismo no pudo destruir mediante el Molino Satánico, como decía Polanyi.

El pasado 20 de noviembre la ciudadanía votó a un partido político, el Partido Popular, que basó su estrategia electoral en ocultar sus intenciones, en una planificada y cuidadosa maniobra destinada a no asustar a sus posibles votantes. Seis meses después, todo se ha manifestado como lo que era, una grosera pantomima. Pero, ¿no debía esta nueva ciudadanía formada y educada, con acceso a más cantidad de información que nunca a través de nuevos y sofisticados medios (internet, numerosos canales de TV, publicaciones periódicas, revistas, radio, libros, etc.) haber previsto lo que realmente iba a ocurrir?,  ¿no habría de haber cambiado el sentido de su voto hacía otras opciones políticas más éticas y con unos objetivos más cercanos a los intereses de su clase?

La respuesta a esta cuestión no es fácil, existen numerosos factores económicos, sociales y culturales que influyen en la percepción de la realidad de las personas, y por tanto, en el sentido de su voto. Hemos tenido conatos de despertar, léase el 15M y otros movimientos, pero a la hora de la verdad, no hemos conseguido canalizar el descontento. Desde luego, la argumentación fácil de que la cultura traería la emancipación se ha mostrado claramente desacertada. O por lo menos no se trata de algo tan simple. Era evidente que el capitalismo, en su inmensa plasticidad, no dejaría de encontrar también sus herramientas e instrumentos, la manera de seguir sobreviviendo y dominando. La clave, ahora mismo, es, ¿cómo aprovechar las inmensas oportunidades que tenemos a nuestro alcance, esa base social formada, educada y conectada, la mayor y mejor de la historia, para avanzar hacía un país, y un mundo, más justo y solidario?

Ahí lo dejo, música,

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ideología, Política y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Socialismo de tontos

  1. Pingback: Socialismo de tontos

  2. Ignacio L. Moreno dijo:

    Excelente entrada la de hoy, ya que nos permite abrir el debate sobre la educación. En algunos aspectos comparto la hipótesis de que un pueblo educado es un pueblo libre, o dispuesto a luchar por su libertad. Pero creo que confundes la velocidad con el tocino.
    En España la población puede saber leer y escribir, o al menos tener acceso al aprendizaje de técnicas y conocimientos complejos, pero eso no significa que se nos pueda considerar educados, sino más bien formados, que es similar pero no igual.
    Creo que eran los griegos los primeros que dijeron que educar era conducir al alumno hacia una forma de pensamiento y una capacidad de análisis, y no una acumulación de técnicas y datos. Nuestro sistema educativo forma, no educa. Para más INRI, nos encontramos en una época tan amoral, que en los centros del saber,las universidades, se estudia como conseguir que las personas de esta sociedad coman sin tener hambre y beban sin tener sed. ) Incluso s rebajan los requisitos de gramática y ortografía para mantener un porcentaje de aprobados…
    Hace algunos años, cuando surgió el absurdo debate sobre educación para la ciudadanía (y digo absurdo porque la asignatura fue una escusa para intentar acentuar la falta de diferencia entre los dos partidos mayoritarios

    • Ignacio L. Moreno dijo:

      ) en un periódico entrevistaron a Don Alfonso Lazo, profesor del departamento de Historia Contemporánea de la Universidades de Sevilla, sobre lo idóneo o pertinente de esta asignatura. Don Alfonso respondió sabiamente que la ciudadanía no se estudia en las aulas, sino en el día a día. Y si había alguna forma en que la comunidad educativa podía contribuir a la creación de ciudadanos, era aumentando horas de clase de Filosofía, Historia o Ética, no hablando a los estudiantes de un mundo que no existe sin explicar porque no existe más allá del aula.
      Resumido, mi ducación me la ha dado la vida y las personas con las que he tenido la suerte de encontrarme, el sistema educativo me ha formado.
      Una vez más, felicidades por la entrada. Tiene mucha miga…

    • El Antropólogo Perplejo dijo:

      Estimado Ignacio. Estoy de acuerdo contigo en que no es lo mismo educación que formación. Pero no puedo coincidir en lo referente a la “velocidad y el tocino” ;) Y paso a explicarme. A lo largo de todo el post he tratado de mostrar que, aunque una sociedad esté constituida por ciudadanos y ciudadanas formados/as, si quieres lo podemos llamar que “hayan tenido acceso a una educación formal”, o sea, hayan ido al colegio ( y claro que el colegio puede ser un instrumento de alienación poderoso), no quiere decir que este “educada”, en el sentido de lo que tu comentas y que refiere Alfonso Lazo. Ahí coincidimos. Pero, cuando tradicionalmente se ha hablado de la necesidad de educar, en el sinónimo de formar a la población, era porque se pensaba que dicha formación traería de por sí la liberación. Es decir, que lo que nuestros queridos ancestros pensaron que se alcanzaría con esa “educación formal”, no se ha alcanzado por cuanto nos falta la educación, podríamos decir, que política. Pero es que el sistema capitalista, y las élites que lo manejan y en él sobreviven y medran, son los que han conseguido que las escuelas sean meros perpetuadores de clase, si tal concepto existe, transformando personas en consumidores, algo que, quizás los primeros movimientos, sindicatos y demás, que lucharon por una educación universal y gratuita, no pudieron prevenir. En resumen, que estoy de acuerdo contigo compañero. ;))

  3. Ignacio L. Moreno dijo:

    Esa es la clave, cuando se revisa como funcionaban las escuelas ligadas a las casas del pueblo, ya fueran las de CNT o UGT, eran lugares en los que se alfabetizaba a quien quería. Pero también eran lugares en los que se aprendía a debatir, dónde las personas trataban de dar sentido a la realidad que vivían y aprender las herramientas necesarias para cambiarlas. Esa educación si nos haría libre…

  4. Anónimo dijo:

    la educacion es un arma poderosa contra el sistema …..si cuando se practica la educacion popular ….la educacion formal es solo una forma mas que tiene de disciplinar el sistema capitalista . Los partidos de izquierdas se han quedado, en su gran mayoria, en la frase vacia la educacion es un arma poderosa contra el sistema …..y solo defendieron la educacion del estado de bienestar y del neoliberalismo , Porque sera que Brasil por ejemplo , que solo hace 15 años tiene la educacion laica , obligatoria y gratuita …..pero sus cientificos sociales, sus luchadores , y en general el pueblo son mas EDUCADOS que otros paises de la region, por ejemplo Argentina ….Porque sera que Brasil es hoy la cuna de las cientistas sociales , quienes han revolucionado por ejemplo a la antropologia clasica ….pues la respuesta es Paulo Freire y su educacion popular , el Movimento sem terrra o mesmo Movimento obrero …..ellos educaron…..para que la gente sea libre …..ate prox

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s