He tardado lo mío, pero…

He tardado lo mío, pero finalmente voy a acabar hablando del video de Invisible Children y su campaña para la captura de Joseph Kony, aunque, la verdad, no sé si sabéis un poco de qué va la campaña o, ni siquiera, quien es el tal Kony. La segunda parte se la dejaré al enlace creado para ello, o incluso a vuestra habilidad en san google, y yo me centraré en explicar, desde un punto de vista antropológico, alguna característica de la exitosa campaña de esta ONG.

Invisible Children es una organización no gubernamental norteamericana centrada en denunciar la situación de miles de niños soldados en el contexto de inestabilidad bélica de los Grandes Lagos, en África, pero sobre todo en el Norte de Uganda. La campaña descansa principalmente en torno a un vídeo titulado ‘Kony 2012‘, donde se acusa a Kony de reclutar a menores para enrolarlos en las filas del Ejercito de Resistencia del Señor (LRA por sus siglas en inglés), además de convertirlos en auténticos esclavos sexuales. La acción ha tenido un enorme eco en las redes sociales y ha acumulado millones de visitas en youtube en muy poco tiempo, lo que la ha llevado a contar con numerosos seguidores y detractores. Sin embargo, estos últimos son los que más repercusión están teniendo estos días en los medios, basando su crítica en la explicación parcial (y no del todo correcta) de las raíces de este drama mientras se olvida de la responsabilidad de Occidente y sus empresas multinacionales en la zona.

Ahora bien, como esto es un blog de antropología, o por lo menos eso pretende ser, yo voy a aprovechar este contexto para explicar los conceptos de “etic” y “emic” básicamente porque me viene muy bien y tenía que escribir algo esta semana aprovechando el tirón del vídeo ;)

En resumen, la diferencia entre “etic” y “emic” es usada en las ciencias sociales para referirse a dos tipos diferentes de descripción relacionadas con la conducta y la interpretación de los agentes involucrados. Me explico. Se entiende generalmente por “emic” como el punto de vista del nativo y “etic” como el punto de vista del extraño. Es decir, y utilizando un ejemplo a modo explicativo, para un sevillano fervoroso de la Semana Santa, tal celebración es una manifestación social plena de contenido religioso en la que, durante un breve periodo de tiempo, se expían pecados y se hace, mediante la participación en el ritual, pública expresión de la religiosidad. Esta sería la perspectiva “emic”, mientras que la perspectiva “etic” podría ser, para cualquier turista sin prejuicios, contemplar la Semana sevillana simplemente como una fiesta popular ciertamente exótica. Ambos conceptos muestran diferentes perspectivas y diferentes visiones por parte de los observadores, una desde dentro de la propia cultura, y otra desde fuera.

En lo que al vídeo de la campaña “Kony 2012” se refiere, la visión “etic” está muy clara y es la mostrada por la propia ONG Invisible Children. El vídeo, tal y como señala algún medio de comunicación “despliega treinta minutos trepidantes en los que se apela al corazón y al bolsillo del internauta para que el malvado (Kony) caiga”. Dentro de esta visión “etic”, se muestra una realidad africana donde los propios ugandeses son incapaces de luchar contra la actividad bélica desplegada por el LRA y tienen que ser los propios norteamericanos los que, a través de sus llamados Consejeros Militares (no es esto un oxímoron?), deben poner orden en la región y capturar al malvado de turno. Sin embargo, si hay algo que no muestra el vídeo y, desde luego, en lo que no incide la campaña, y es en mostrar cierta perspectiva “emic”, la de los propios ugandeses interesados. En el vídeo son mostrados como simples objetos, casi infantiles en las manos de poderes superiores, incapaces de luchar o definir su propio futuro. Lo “emic” lo ha tenido que dejar claro el Gobierno de Uganda. El propio Primer Ministro de Uganda, Amama Mbabaz, a través de su propio vídeo, su propia campaña, ha querido mostrar la verdadera realidad africana, su realidad. Una realidad que puede no ser nada coincidente con la mostrada por la ONG americana. En ella el político ugandés ha recalcado, además, que las imágenes que se muestran en la campaña Kony 2012 no se corresponden con la situación actual del país. Amama señala que “Uganda no está inmersa en un conflicto. Uganda es un país en desarrollo moderno, que disfruta de paz, estabilidad y seguridad“. Y punto en boca. Y ya está explicada la dualidad etic/emic.

Qué? Mola la antropología para explicar lo cotidiano, no?

Bueno, os dejo con algo de música.

Salud

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Ética, Crítica, Ideología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a He tardado lo mío, pero…

  1. Pingback: La campaña "Kony 2012" vista desde la antropología

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s