Homo peugeot

Llevo unos días escuchando en la radio un corte publicitario que llama a los futuros y posibles clientes de una empresa a no elegir. Es más, dicho anuncio te plantea la siguiente pregunta: ¿Por qué elegir?. Cómo siempre que escucho la radio por las mañanas,  y al igual que me pasa con la prensa escrita y las revistas, nunca me entero de cuál es la compañía o el producto que se anuncia. Tengo una facilidad tremenda para desconectar minutos enteros de la publicidad con las que nos inundan los medios de comunicación. A veces me ha pasado, incluso, que alguien me ha comentado algo muy llamativo sobre algún anuncio a página completa y a colores en el periódico, del que yo ni siquiera me he apercibido. En lo que si me fijo es en el guión, en el mensaje y la estructura, o en la forma de transmitir el mensaje del que se valen los medios y el sistema publicitario en general. Os preguntaréis, ¿y eso como se hace? Pues ni idea, porque a mí me sale solo, y además tiene sus inconvenientes porque luego no soy capaz de relacionar el producto con el mensaje y me saca un poco de quicio. En fin, una cosa rara.

El tema, después de tremenda introducción y volviendo sobre el anuncio en cuestión, es que el anuncio no es que pretenda que no elijamos, ¡claro que tenemos que elegir!, pero elegir su producto. La estrategia del mismo está basada en algo así como “¿para qué elegir?”, “¿qué necesidad hay?”, entendiendo aquí que el producto que se pretende vender mediante el anuncio es el mejor, y por tanto se evita tal necesidad. Esto me ha llevado a reflexionar sobre nuestro papel como consumidores, como agentes activos en el sistema económico, en definitiva, en la figura clásica del Homo economicus.

El Homo economicus constituye un modelo teórico que pretende explicar cómo actuaría en condiciones ideales cualquier sujeto perfectamente racional, el cual se identifica con el ser humano. Las claves de tal sujeto serían, por un lado, su carácter maximizador en cuanto a sus opciones, racional en sus decisiones y egoísta en su comportamiento. Tal y como puede observarse aquí, la clave es la capacidad racional de decidir tu conducta en relación a distintas posibilidades, es decir, se trata de una cuestión de elección. Este es el modelo que nos define para la ciencia económica liberal, en el que vivimos, y sobre el que están basadas la mayoría de las políticas económicas actuales.

Sin embargo, la publicidad a la que hago referencia, trata precisamente de lo contrario, es decir, trata de eliminar dicha necesidad, dicha forma de conducta. Tal y como ella misma dice: “¿para qué elegir?”. Porque la teoría económica vigente nos define como seres perfectamente racionales, maximizadores y egoístas (sic!), pero luego los que navegan en ella no quiere que, en ningún momento, nos comportemos así. Quieren que no elijamos, o que sí, pero que los elijamos a ellos no a otros, y para que esto suceda apelan a evitarnos el esfuerzo de elegir, lo que, en cierta medida, nos deshumaniza. Y no solo me refiero a productos o servicios, sino también a opciones políticas, orientaciones éticas, etc. La verdad es que es de locos.

Sin embargo, el quid de la cuestión no es este. Lo principal aquí es señalar que el sistema económico tal y como lo conocemos, la construcción social y cultural que lo sustenta, sus principios, no son naturales, no existe un Homo ni una Femina economicus. Estos principios son ideológicos e interesados. Porque como decía una amiga: “el capitalismo no es natural,  pero ninguna organización social lo es (…)”, así que podemos construir, o al menos intentar construir lo que queramos.

Sí que podemos elegir y, por tanto, elijamos, pero por favor, otra cosa, esta que hay no me gusta nada.

Ea! Música, dale al piano John!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Económica, Ideología y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s