La democracia como ritual

Son varios los antropólogos que destacan la importancia que mantienen los rituales en la vida de las sociedades. Roy Rappaport, en su famosa monografía “Cerdos para los antepasados”, señala como el ritual denominado kaiko funciona como un gran sistema homeostático en la relación de la sociedad Tsembaga Maring (Papúa Nueva Guinea) con el medio ambiente. La detección de excesos en la producción de cerdos conlleva, mediante el ritual, el sacrificio de los mismos y, por tanto, una vuelta al equilibrio ecológico. Max Gluckman, por su parte, señala que los “rituales operan para encubrir los conflictos fundamentales que se producen” en el seno de las sociedades. El mismo Gluckman afirma que los rituales no resuelven esos conflictos, sino que son disimulados “conduciendo a treguas temporales”. Ambos autores sitúan al ritual como un elemento fundamental en las sociedades permitiendo mantener los equilibrios y superando las tensiones internas.

Si observamos nuestro sistema político actual, podemos ver que funciona en cierta medida como un ritual. La democracia liberal actúa como una válvula que pretende dar salida, evitando la implosión, a las tensiones que se originan en el interior de un sistema que origina enormes desigualdades. Todos los aspectos vinculados a la democracia: elecciones cada cuatro años, justicia independiente, prensa libre, etc., fueron pensados y construidos hace más de dos siglos por los padres de la Ilustración europea con el objetivo de constituir un contrato social. El fin era fijar unas reglas que permitieran solventar los problemas ocasionados por distintos intereses y sectores de una sociedad en ebullición bajo un nuevo sistema social y económico, el capitalista, de una forma ciertamente pacífica y duradera.

De hecho, hace poco hemos sido testigos del funcionamiento perfecto de este sistema. Pese a la involución política, la crisis económica, el paro descontrolado, la injusticia o la merma de derechos sociales, hace no más de 3 meses y mediante la ejecución de unos de los elementos centrales de ese ritual, las elecciones, todo el conjunto de fricciones y desequilibrios que se habían producido con anterioridad, se tornó en paz y equilibrio. La válvula había vuelto a funcionar.

Pruebas de que el sistema sigue en tensión encontramos todos los días. El último ejemplo ha sido el de la sentencia al Juez Garzón por sus investigaciones en torno al Caso Gürtel. Que un juez se atreva a investigar, no solo un caso de corrupción política, sino además, los crímenes cometidos por la dictadura franquista durante cuarenta años, ha hecho estallar las costuras de este sistema. Garzón participaba del ritual, pero los que mueven los hilos han decidido romper la baraja. Y veremos la que se lía con la reforma laboral.

Y así vamos, cuando la presión aumenta el ritual ejerce su labor. Ahora bien, digo yo ¿no será que va siendo hora de que nos planteemos un nuevo contexto, un nuevo ritual donde verdaderamente tengamos la capacidad de decidir nuestro futuro? ¿No es hora ya de jubilar las treguas temporales a las que aludía Gluckman?

Música!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Económica, Ideología, Política y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La democracia como ritual

  1. Matuk dijo:

    entonces los conflictos son una suerte de “imaginario social” a modo funcionalista, es decir, un convenio que conlleva a las instituciones a demarcar lo que sí y lo que no dentro de una sociedad?

    Saludos!

  2. Más bien las instituciones son las encargadas de “reconducir” los conflictos.

  3. Matuk dijo:

    conflictos espontáneos y conflictos producidos… Y cuantas veces ambos son utilizados como fachada!

    Me gusta tu pagina, un saludo enorme y muchas gracias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s