Tratados como negros

Quería titular la presente entrada al blog con un verso de la conocida canción de Caetano Veloso “Haití” ya que, precisamente hoy, se cumplen dos años del terremoto que asoló este país del Caribe. Sin embargo, y aunque el tono de la canción no es precisamente alegre, yo quisiera hacer aquí un alegato al inherente optimismo, a la solidaridad y a los anhelos de justicia de la condición humana.

Sí, en estos dos años Haití ha avanzado muy poco. Sigue habiendo miles de desplazados viviendo en tiendas de montaña, las calles de la “República de Puerto Príncipe” siguen estando plenas de escombros y las condiciones higiénicas, el agua, la luz, continúan sin ser las de antaño. Hay mucho por hacer aunque, afortunadamente, también hay gente que nos lo recuerda todos los días. Gente solidaria y altruista.

Desde la antropología se ha abordado el altruismo desde diferentes perspectivas. Por ejemplo, desde el evolucionismo más estricto y su aplicación al origen del ser humano como especie se apuesta por una humanidad más competitiva que solidaria, menos altruista que rival. Se justifica el comportamiento humano a través de la selección natural y la lucha por la supervivencia. Esto ha dado pie a numerosas teorías y corrientes como el darwinismo social, así como a la justificación de determinadas prácticas políticas como el neoliberalismoSegún algunos autores, el altruismo es una forma de comportamiento que beneficia a otros individuos a expensas del que realiza la acción, por lo que la eficacia del comportamiento altruista queda disminuida a causa de tal forma de proceder. De esta forma, no compensa ser altruista. Existen, afortunadamente, otras posturas que reivindican el altruismo como una práctica genuinamente humana. Así, cuando se da un proceder altruista entre individuos que no están relacionados entre sí, lo que existe es un comportamiento recíproco cuyo costo es pequeño y está compensado por los beneficios que un individuo recibe de dicho comportamiento solidario por parte de sus vecinos. Esto nos dice la antropología y es lo que yo quiero creer.

Ser solidario con Haití, no solo en estos días de recuerdos y conmemoraciones, sino durante todo el año, recordar a sus gentes y apoyar a las organizaciones que tanto se esfuerzan porque el país entero salga adelante, es una forma de altruismo, de solidaridad de pequeño coste y grandes repercusiones. Así que, por favor, no nos olvidemos de Haití.

Música!

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Política, Hominización, Ideología y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Tratados como negros

  1. Pingback: ¿Siendo siendo los Haitianos "tratados como negros"?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s