Emprended, emprended malditos

Cuando yo era pequeño mi madre siempre me decía que le gustaría que trabajase en una Caja de Ahorros, concretamente en la extinta Caja San Fernando, o de maestro.  La mujer pensaba que un empleo seguro era lo mejor que podía desear para mi futuro y esas dos instituciones, las Cajas y el Estado, lo proporcionaban. Sin embargo, todo aquel que provenga como yo de una región relativamente pobre, de esas que llevan décadas arrastrando el sambenito del “atraso” y el “subdesarrollo” estará acostumbrado a continuos alegatos a favor del fomento empresarial, la formación e iniciativa privada en el mundo de los negocios y el autoempleo, en definitiva, a un intento de revalorización de la figura del empresario y del empresariado en general, aunque bajo un nuevo perfil posmoderno: el del emprendedor/a.

En esta sociedad capitalista que nos ha tocado vivir, sólo y únicamente se consigue crecer, crear empleo y riqueza, avanzar y progresar, a través de la actividad económica que llevan a cabo las empresas privadas y los empresarios. Vamos, nada más alejado de lo que quería mi madre. Todos hemos sido testigos como, en estos años, a los/as políticos/as se les ha llenado la boca y los discursos sobre la necesidad de ser una “comunidad emprendedora”, con eslóganes tales como “Andalucía EMPRENDES“, o “Extremadura excelente“, por no hablar de la Nosecual Modernización y cosas así. Casi estaba mal visto querer ser un simple trabajador o, incluso, un funcionario.

Por ejemplo, en mi tierra andaluza, los Gobiernos, indistintamente de un color u otro, han aplicado políticas desarrollistas desde hace décadas. Así que no puedo sino esbozar una leve sonrisas cuando hemos llegado a la toma de posesión del primer Gobierno de Mariano Rajoy “El Mudo”, en el cuarto año de la Gran Recesión, y resulta que de los 14 miembros del Consejo de Ministros, 11 son funcionarios/as, 2 son políticos/as profesionales que jamas conocieron empresa privada y 1…  de este ya ni me acuerdo, pero que mas da! ¡El 90% no ha pisado en su vida una empresa! Estos 13, repito 13, no saben lo que es la inseguridad en el trabajo, tener que callarse una y mil veces por temor a ser despedido, vivir con el miedo a las bajas ventas o la caída en los pedidos, a ponerse malo o quedarse embarazada… a lo que es trabajar, vamos!

Y es que el “alto funcionariado” del Estado que ellos representan ha estado reservado, desde Felipe II, a las élites del país. La vocación de “servicio público” parecía ser una actividad reservada a muchas de las grandes familias de España. Quizás no se trate más que de, simplemente, seguir manteniendo sus antiguos privilegios de clase. Pero queridos amigos/as, nos han dado un gran argumento para sentirnos bien como simples trabajadores. Así que, cuando escuchen a este maravilloso nuevo Gobierno hablar de la necesidad de emprender, de iniciar una nueva aventura empresarial, de ver la crisis como una oportunidad o lo que sea, simplemente respondan: “Bonito, ya si eso, emprende tú!”

Música!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Economía, Política, Valores y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Emprended, emprended malditos

  1. Pingback: De los 14 miembros del Consejo de Ministros de Rajoy 11 son funcionarios

  2. Aunque vivo en un lugar distante, la realidad es bastante cercana a la que describes. Buen post! ;)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s