La matrioska de Duran i Lleida

Para los antropólogos, las identidades nacionales son como una matrioska, esas populares muñecas rusas cuya originalidad consiste en que se encuentran huecas por dentro, de tal manera que en su interior albergan una nueva muñeca, y ésta a su vez a otra, y ésta a su vez otra, en número y cuantías diferentes. La conformación de una identidad nacional puede estar soportada por variables como la lengua, ciertos valores culturales, un pasado histórico o, incluso, un ancestro mítico común. Claro está que, dentro de esas misma variables, pueden encontrarse otras como los dialectos, ciertos valores culturales marginados, pasados históricos alternativos o, incluso, un ancestro común distinto del anterior. Es decir, que según cómo y quién elija estas variables, tenemos una identidad u otra. Y os preguntaréis, sí, pero, ¿quién elige dichas variables?, ¿quién determina si pertenezco a una identidad u a otra?. La respuesta puede llegar a ser muy compleja, algo que quizás escapa al espacio que ofrece este blog, pero creo estar medianamente acertado si la resumimos en la siguiente acepción: Las Élites. Como cantaba Franco Battiato, “…las barricadas se alzan por cuenta siempre de la burguesía, que crea falsos mitos de progreso”. Son los grupos sociales dominantes los encargados de crear el cuerpo doctrinal sobre el que sustentar su dominio, en este caso sobre la identidad nacional y, por tanto, su concreción política mediante los nacionalismos. La idea es muy sencilla, se trata de hacer olvidar cuestiones tales como las clases sociales, los privilegios o las injusticias. Tal y como hemos señalado anteriormente, las identidades están compuestas por numerosos y complejos elementos, singulares variables que nos unen, pero que también nos diferencian. Como una matrioska, al destapar uno, siempre encontraremos otro que nos llevará a preguntarnos por los límites de esa identidad. Es por esto que las élites, cuando levantan esas barricadas, lo hacen siempre no para homogeneizar a los suyos, cuestión imposible, sino para diferenciarse de los del otro lado, los de fuera, los otros diferentes y, por tanto, opuestos y hostiles.

Viene esto a cuento de algunos los discursos a los que estamos asistiendo estos días con motivo de las próximas, y yo diría que temidas, elecciones. Por la parte que me toca, no sólo como antropólogo en ciernes, sino también como votante en Catalunya, me quedo de piedra cuando escucho a políticos como Duran i Lleida llenarse la boca con expresiones como “dignitat nacional“, o criticar las decisiones políticas de otros territorios del Estado sólo para justificar las suyas, al fin y al cabo CiU se encuentra al frente del Gobierno de la Generalitat, enfrentando distintas Comunidades, y hasta a sus propios posibles votantes. No nos engañemos, estamos de nuevo ante un discurso de las elites, las mismas que llevan años, décadas, al frente de nuestros asuntos y que nos enfrentan y confrontan tan solo por mantener sus privilegios.

Como siempre, para finalizar un poco de música, en este caso, por alusiones, del gran Franco Battiato. Salud.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Antropología Política y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a La matrioska de Duran i Lleida

  1. Pingback: La pesadilla de Duran i Lleida: Homosexuales casados que se llamen Mohamed y que vivan en Andalucía cobrando el PER

  2. mmm dijo:

    Quizás deberías volver a leer lo que dijo:
    “A mí no me preocupa un inmigrante argentino o latinoamericano, porque sé que no va a entrar en un hospital diciendo que a su mujer no la atienda un hombre, ni a impedir que su hija se ponga un traje de baño y se bañe en una piscina pública. A mí me preocupan los colectivos de personas que no quieren integrarse y pretenden que sus costumbres prevalezcan contra los principios democráticos.”

  3. borja dijo:

    Por favor pedir a amigos,conocidos,familiares que no voten ni al psoe ni al pp pasarlo por favor.Si nadie vota a estos dos partidos los que ganen tendran que cambiar las cosas sin posibilidad de no hacer nada.Estarian obligados a cambiar la justicia y la leyes electorales la clave es que psoe y pp no tengan ni un voto.GENERACION NI NI,NI PSOE NI PP PASARLO PORFAVOR,hablar de ello con familiares y amigos y que nadie les vote y TODOS A VOTAR.Que voten a quien sea menos psoe y pp gracias.

  4. Chorche dijo:

    En Europa que tienen este problema hace decadas, Habermas, Mills y Rawls han dado soluciones que los juristas y politicos de este pais obvian porque les renta mas politicamente hacer demagogia como habituan.

  5. leotec dijo:

    opino igual que mmm, se por donde vas, debes vivir en un pueblo como el mio…

  6. Ddaksdhawd. dijo:

    Personalmente, creo que los intereses de los burgueses han pasado de ser el nacionalismo a ser un factor con menor importancia y hasta criticado por otras personas que siguen esta misma corriente ideológica. A veces, ya no veo personas defendiendo banderas o porciones de tierra sino personas defendiéndose. En ese sentido, hay muchos grupos de personas, separados entre sí, y cada uno lucha por su propio bien -el del grupo- para así “sobrevivir”. Cada uno con sus intereses, que cuando los ve atacados se refugia en sí mismo ante este entorno hostil. Pero bueno, que hay de todo.

    Sobre los comentarios de Durán sólo puedo decir que el problema no es que haya dicho un comentario que podemos considerar “racista” sino que es un debate que vive en nuestra sociedad. Los valores de occidente. ¿Cuáles son nuestros valores? Supongo que muchos para responder esta pregunta les sería más sencillo decir cuáles no son. Entonces, creo que el problema está ahí, en los supuestos valores occidentales. Gente que decide cuáles son -o mejor aún, cuáles no son- para argumentar.

    Saludos.

  7. Ignacio L. Moreno dijo:

    La imposición de unos valores específicos por ley es una forma de totalitarismo. La xenofobia disfrazada de derechos humanos no es más que neo-fascismo. Me da pena que un pueblo que ha sufrido por no ser como sus vecinos querían que fueran, no haya aprendido a convivir con el diferente.

  8. lala dijo:

    Yo, como andaluz, siempre me he preguntado por qué esas personas que creen que en Andalucía se vive de la sopa boba y que los sucesivos gobiernos vienen regalándonos la boca, si todo es tan sencillo y tan agradable, ¿por qué no se vienen a vivir aquí? En lugar de levantarse a las 7 de la mañana para trabajar, ¿por qué no se empadronan aquí y a vivir del cuento? Quizás sea porque las patrañas que cuentan no se las creen ni ellos mismos. A los oficinistas de las grandes urbes los invito a que vengan un par de añitos a coger aceitunas, la fresa, los melones y sandías, escardar remolacha, etc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s